logo multimedia
  • Inicio

Cosas a Saber sobre el Internet de las Cosas

InternetOfThings

Hagamos de cuenta que ya tenemos coches autónomos que transitan en avenidas inteligentes con semáforos con respuesta acorde al nivel de tráfico; automóviles y señalización digital con sensores que establecen comunicación interactiva enviando condiciones del camino, reporte de accidentes y más.

Hagamos de cuenta que el coche se comunica con el portón y luego con las luces de la casa; el sistema general de control del hogar desactiva la alarma y enciende el aire acondicionado y que por si fuera poco hasta le da instrucciones a la cafetera para que prepare la bebida de tu preferencia. Todo ha sucedido sin que nadie haya tocado un botón, ni siquiera en el smartphone.

Todo esto es parte de la infraestructura de la que todo mundo habla, del Internet de las Cosas, concepto que facilita que los objetos tengan conectividad a la red, permitiendo que puedan enviar y recibir datos entre ellos, hacia los programas de software o hacia usuarios humanos.

Las cosas que tienen este tipo de interacción se les denomina “Smart Objects” y a los sistemas que incorporan dichos objetos, se les llama Smart Systems. Todo este ecosistema está basado en el uso de sensores que permiten la recolección de datos de tal manera que pueda comunicarse unos con otros. Es aquí donde intervienen otros conceptos como Big Data y Cloud Services. La información es la posesión más importante para los individuos y las empresas y todo -hábitos de consumo, información personal, gustos, necesidades, etc- estará almacenado permanentemente en la nube.

Como tal la frase Internet de las Cosas fue acuñada en 1999 por Kevin Ashton, un “tecnologista” británico, aunque los presagios de esta nueva era fueron vislumbrados por Nikola Tesla en 1926. Este valioso científico comentó durante una entrevista: “Cuando lo inalámbrico es perfectamente aplicado, el mundo será convertido en un gigantesco cerebro y podrá ser controlado usando un pequeño instrumento que cabrá en nuestros bolsillos”.

No sobra decir que el principal reto a superar por el Internet de las Cosas es que hay demasiados competidores de diversas industrias y no hay estándares comunes. Por decirlo de alguna manera, no todos los dispositivos “hablan” el mismo lenguaje y es allí donde empiezan los grandes problemas.

Así como hoy es posible usar una bombilla LED o fluorescente en el socket de cualquier casa, así debería ser de fácil y transparente conectar unos equipos con otros de manera inalámbrica sin importar marcas, lo mismo en el hogar, la oficina, el comercio o la industria. La verdad es que falta tiempo y voluntad para lograrlo. La interoperabilidad es el camino del éxito para el Internet de las Cosas. Como dato, “AllSeen” es un primer esfuerzo para lograrlo, este protocolo es respaldado por firmas como Microsoft, Qualcomm y LG entre varias más.

Otra cosa que preocupa a todos los involucrados son los temas de la seguridad y la privacidad. Como es de esperarse, los primeros sistemas pueden ser muy vulnerables a ataques de hackers, mismos que pueden comprometer cámaras de seguridad, cerraduras electrónicas o alarmas y a nadie le gusta eso.

Toda la industria está trabajando en el tema de la seguridad, es primordial para el avance del Internet de las Cosas. Y aunque deberá ser un trabajo constante, la seguridad y la privacidad serán determinantes.

No importa lo que pase, el Internet de las Cosas es una realidad y llegó para quedarse. Tendremos que acostumbrarnos a convivir con él y a sacarle el mejor de los provechos. 

Tags: internet de las cosas,, IoT,

Download Free Premium Joomla Templates • FREE High-quality Joomla! Designs BIGtheme.net